fbpx

POLÍTICA DE DEVOLUCIÓN

En cumplimiento con lo establecido en la Ley Federal del Consumidor y su Reglamento, Estilista Profesional, acepta cambios en la mercancía exclusivamente por compras realizadas en estilistaprofesional.mx, siempre que no se hubiese alterado el producto por parte del consumidor y contra la entrega del producto adquirido. En los casos en los que el producto llegase dañado, se debe notificar inmediatamente a Estilistas Profesionales para realizar una reposición.

 La devolución deberá efectuarse dentro de un plazo máximo de 05 (cinco) días hábiles después de recibido el producto. Para lo anterior, usted deberá dirigir un correo electrónico a telemarketing@estilistaprofesional.mx solicitando la devolución y una breve explicación del motivo por el cuál desea una devolución, o llamar al teléfono 55 5646 6216. Estilista Profesional le devolverá el monto pagado por el producto en un máximo de 20 días hábiles. Usted (consumidor), tendrá la obligación de devolver el producto en las mismas condiciones en las que lo recibió y sin haberlo utilizado.

En el caso de que la devolución sea por un motivo ajeno a Estilista Profesional, los costos del flete y seguro correrán a cargo de usted (el consumidor). Si el producto se encontrase dañado al momento de la recepción, Estilista Profesional correrá con los costos de flete y seguro para la reposición del producto.

No se aceptan devoluciones en los siguientes casos:

  • Que los productos estuvieran marcados en rebaja o con descuentos.
  • Si el producto fue usado o abierto.
  • Si el empaque o producto no son los originales.
  • Si el empaque cuenta con etiquetas no originales o estén violadas.
  • Si el producto se encuentra rayado, con golpes, sucio o con otra forma de maltrato por causas del cliente.

Estilista Profesional deberá satisfacer la reclamación en un plazo que no excederá de quince días contados a partir de dicha reclamación. Estilista Profesional, podrá negarse a satisfacer la reclamación si ésta es extemporánea, cuando el producto haya sido usado en condiciones distintas a las recomendadas o propias de su naturaleza o destino o si ha sufrido un deterioro esencial, irreparable y grave por causas imputables al consumidor.